“Pedimos respeto, no milagros”

campaña de codis

“Pedimos respeto, no milagros” es una campaña encabezada por la Comisión Especial de Discapacidad del Congreso de la República, para que los ciudadanos realicen consciencia sobre del respeto que debemos tener de los espacios destinados a las personas que sufren de algún tipo de discapacidad.

En el Perú existen alrededor de 133.954 personas con algún tipo de discapacidad severa (2015) y es justamente en este sentido, donde la ciudadanía debe crear consciencia de los efectos sociales negativos que acarrea el hecho de no respetar las áreas que se asignan como reservadas para quien sufre de algún impedimento motor, visual, auditivo, entre otros.

La campaña aprobada por el Congreso de la República, “Pedimos respeto, no milagros” consiste en una serie de videos que muestran a personas que, a pesar de no sufrir ningún tipo de discapacidad y aun viendo el señalamiento que indica el lugar de aparcamiento destinado para alguna persona que necesite de esa área por alguna limitación física, es ocupado de manera intransigente tanto por hombres y mujeres en un perfecto estado de salud.

En ese momento aparece una serie de personas que se acercan al automovilista y empiezan a tratarlo –irónicamente- como si fuera una persona rehabilitada milagrosamente: “¡milagro, ya puede caminar!” La respuesta  de quien infringe la ley de respeto cívico, se hace esperar inmediatamente: enojo, rechazo, desconcierto y si… la vergüenza que les impide continuar en ese sitio e inmediatamente retiran su auto.

codis.pe

¿Gente sin discapacidad ocupando los lugares de personas que en verdad necesitan esos espacios? Más de lo que imaginamos. El respeto se ha convertido en un caso olvidado en éste país, no importando si pasamos por los derechos humanos fundamentales como el de la equidad, la tolerancia y la solidaridad.

Los espacios destinados a personas con discapacidad no solo se limitan a las áreas de estacionamiento, en el transporte público podemos observar este fenómeno en donde los lugares para mujeres embarazadas y discapacitados son libremente utilizados sin importar el tener o no una enfermedad.

La concientización y el respeto debe ser una realidad en la población no solo peruana sino también de otros países del mundo principalmente entre Latinoamérica en dónde más se tiene que trabajar dentro de esa directriz.

La campaña “Pedimos respeto, no milagros” se lanzó por primera vez en 2013 a través de las plataformas digitales que sin duda la convirtieron en un fenómeno viral internacional que hasta la fecha se sigue compartiendo y sigue siendo ejemplo del tipo de campañas que hay que seguir promoviendo entre todos los habitantes del Perú, no solo como un hecho aislado; una campaña permanente en dónde también cada uno de nosotros seamos vocero.

De manera individual podemos hacer el cambio de consciencia colectiva y justamente es así como poco a poco cambiamos sociedades: educa a tus hijos fomentando la cultura del respeto a los demás. Repasemos un poco de la cultura cívica que a veces la dejamos de lado por nuestras obligaciones diarias.

No permitas que la cotidianeidad borre de ti, la civilidad.

Danos tu ayuda compartiendo...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Powered by WordPress. Designed by WooThemes